Buscar

La cosa va a cambiar un poco a partir de ahora


Dicen que dentro de muy poco todos los teléfonos móviles subirán de precio. Que la crisis de energía que se avecinan va a ser brutal. Ya lo estamos viendo en algunos casos.


Nos encontramos con la falta de Chips necesaria para producir nuevas tecnologías. En el sector automovilístico, por ejemplo, la falta de chips para la construcción de determinadas piezas, hace que haya una lista de espera de incluso un año.


China empieza a echar en falta algunos productos como carbón, papel, comida o ropa. Estados Unidos, otros como papel higiénico o alimentos para mascotas. Los habitantes del Reino Unido no solo están encontrando dificultades para encontrar frutas, legumbres, hortalizas u otros productos frescos, también algo tan básico como la gasolina. India, como España, echa de menos los microchips y semiconductores esenciales para la fabricación de automóviles y teléfonos móviles.


Al cuello de botella que se estaba generando con materiales que ya estaban en riesgo crítico de agotarse, la pandemia sumó otro aún más evidente: el que se generó cuando los confinamientos dispararon la demanda global de productos electrónicos mientras las fábricas cerraban. El punto más débil de la cadena de suministro eran los microchips, que se producen en lugares muy concretos del mundo y cuya producción no puede incrementarse de un día para otro. La cadena se rompió, generando un desabastecimiento global.


La crisis dura más de un año y amenaza con provocar roturas de stock durante el Black Friday y la campaña de Navidad. En Apple, por ejemplo, muchos de sus productores nuevos como el MacBook Pro con M1 Max no llega hasta diciembre… y te hablo del modelo básico. El iPhone 13 Pro/Pro Max hasta finales de noviembre y el Apple Watch 7 también hasta diciembre, aunque de este sí hay algunos modelos básicos en las tiendas.


Me parece que la cosa no pinta muy allá, no crees??


108 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo